29 de octubre de 2013

Sobre las flautas de Pan y sus nombres

Flauta de Pan

"Flauta de Pan" es un concepto de origen europeo que, en la actualidad, se utiliza en los medios académicos y científicos (debido a que así lo estipula la clasificación organológica de Honrbostel y Sachs, una de las más usadas en el mundo) como etiqueta para hablar de cualquier tipo de instrumento de viento compuesto por una serie de tubos, etc. Desde un punto de vista académico y musicológico, los sikus, antaras, yupanas, rondadores, capadores, etc. de las tierras altas sudamericanas, y los carrizos y otras flautas de las tierras bajas (Chaco, Amazonia, Orinoquia, Patagonia) son flautas de Pan. Aquellos que no deseen utilizar conceptos "europeos" pueden crear, por consenso con todas las naciones andinas/sudamericanas/americanas (repito: por consenso con todas; no por imposición de una) un nuevo concepto que represente su sentir. Mientras tanto, el término sigue siendo válido como concepto que define global y unívocamente esta categoría de aerófonos.
[Nota: la llamada "Flauta de Pan comercial", muy empleada por algunos grupos andinos, es en realidad una nai, la flauta de Pan rumano-moldava, derivada de la flauta otomana, a su vez derivada de la persa. Si se desea hablar con propiedad y nombrar los instrumentos que se tocan respetando su origen, se debe comenzar a llamar a esta flauta (con muchos siglos de historia documentada a sus espaldas, y popularizada internacionalmente en los 60' por Zamfir) por su nombre real].
Los términos populares zampoñas y carrizos/cariços son vocablos de origen europeo empleados popularmente como equivalente de "flauta de Pan". Zampoña, en particular, define a las flautas de Pan españolas desde hace al menos siete siglos. Aquellos que crean que tales conceptos, por tener origen europeo, no representan las flautas que tocan, pueden dejar de usarlos. Sin embargo, los vocablos ya tienen una larguísima historia de empleo en América del Sur; negarlos implicaría tener que negar muchísimos otros con características similares, así como cambiar nombres de grupos musicales, canciones, libros, poemas, museos...
Por último, el término siku es una palabra de origen Aymara (ya señalada por L. Bertonio en su diccionario) que define, de forma genérica, a buena parte de las flautas de Pan altiplánicas de doble hilera / interpretación en diálogo. No todas las flautas de Pan de los Andes (ni todas las flautas altiplánicas, ni todas las de origen Aymara) son sikus, ni se tocan como ellos, ni tienen su estructura. Es más: el resto de ellas tienen sus propios nombres, tradiciones y cultura, que deben ser conocidos, apreciados y respetados.

[Imagen: Origen indeterminado].